Internacional:  Noticia de actualidad


Compensarían la baja de los Alfa Pendulares por su remodelación de vida media

Los Ferrocarriles Portugueses ha propuesto a su Gobierno alquilar a Renfe dos trenes de la serie 120 de Renfe durante unos dos años y medio para compensar la falta de un tren Alfa Pendular durante el tiempo que dure la remodelación de esos vehículos.


Los Ferrocarriles Portugueses proponen a su gobierno alquilar a Renfe dos trenes S-120
 
 
 

(04/02/2016)  

Los Ferrocarriles Portugueses, CP, han presentado ya al gobierno luso un informe sobre la necesidad, durante ese periodo, de reforzar su oferta de largo recorrido, mejorando las frecuencias y extendiendo el servicio a más destinos y esperan su autorización (Ver noticia).

Los trenes españoles, bitensión, permitirían también a CP que, una vez electrificada la línea de Salamanca a Vilar Formoso pudieran establecerse servicios internacionales con ellos.

Remodelación

Ante la imposibilidad de adquirir nuevos trenes, CP podría alquilarlos mientras dure la modernización de su parque de Alfa Pendulares que ya ha superado los dieciséis años años de servicio, y en los que los Ferrocarriles Portugueses van a invertir dieciocho millones de euros.

Cada uno de los diez trenes pasará un periodo de tres meses de modernización en los talleres de Emef, filial de CP, en Entroncamento, donde cambiarán su librea roja por otra roja y gris y sustituirán sus asientos, cambiarán los aseos e instalarán nueva iluminación con ledes.

El proyecto incluye también mejoras en la accesibilidad, instalación de red wifi y tomas eléctricas individuales, y la remodelación completa del coche cafetería. Todo ello utilizando acabados naturales como el corcho.

También se revisarán los motores de tracción y todos los equipos y sistemas mecánicos, neumáticos, eléctricos y electrónicos, desmontando todos los componentes y sustituyendo las piezas deterioradas. Con todo ello CP espera prolongar la vida de los trenes otros veinte años.

Los trabajos de remodelación de toda la serie que ya ha recorrido más de 41 millones de kilómetros, se prolongarán durante unos treinta meses y ellos trabajarán unas sesenta personas. Durante esos dos años y medio habrá siempre un tren en revisión.