Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Tras conceder una ayuda de 5,29 millones de euros, de los que 0,76 corresponden a las inversiones en España

La Comisión Europea ha concedido una ayuda de 5,29 millones de euros para el establecimiento de servicios de autopistas ferroviarias en el Corredor Atlántico desde Vitoria hasta París, tras comunicar el pasado viernes la relación de proyectos aprobados inicialmente para recibir ayudas de la convocatoria CEF 2016.


La Comisión Europea impulsa las autopistas ferroviarias en el Corredor Atlántico desde Vitoria hasta París
 
 
 

(28/06/2017)  

Del importe total de la ayuda para este proyecto, 0,76 millones de euros corresponden a las inversiones en España, que incluyen los proyectos de adecuación de la terminal de mercancías de Jundíz, en Vitoria.

Francia y España presentaron en la convocatoria de 2016 una solicitud conjunta para la elaboración de los proyectos necesarios para el establecimiento de servicios de dichas autopistas ferroviarias con una inversión de 10,59 millones de euros, de los que 1,53 millones de euros correspondían a España.

Estudio para el desarrollo de autopistas ferroviarias

El Ministerio de Fomento realizó en abril de 2015 un estudio para el desarrollo de Autopistas Ferroviarias en la Península, tanto para tráfico nacional como internacional.

Las autopistas ferroviarias son servicios de transporte de mercancías sobre las líneas de la red ferroviaria que transportan tráilers de carretera o semi-remolques utilizando vagones especializados. Estos servicios de transporte combinado ferrocarril-carretera, adicionales a los de contenedores marítimos y cajas móviles, son complementarios con el transporte de mercancías por carretera, ya que su uso por los cargadores no requiere una adaptación específica de los camiones.

Una de las principales conclusiones del mencionado estudio es que existen varias relaciones potenciales en las que sería factible la implantación de servicios de autopistas ferroviarias, entre las que se encuentra Vitoria – Dourges, con sus posibles prolongaciones en territorio nacional.

Cooperación hispano-francesa

En octubre de 2015 se constituyó un grupo de trabajo hispano-francés de autopistas ferroviarias para el desarrollo de estos servicios entre ambos países, acordándose la preparación de una hoja de ruta que definiese los estudios y actuaciones conjuntas para el establecimiento de servicios internacionales a través de los Pirineos, que fue aprobada definitivamente en la reunión del grupo de autopistas ferroviarias de 6 de julio de 2016.

Una de las actuaciones principales contempladas en la hoja de ruta, a propuesta de la parte francesa, es la celebración de manifestaciones de interés, tanto para material rodante, como para la explotación de los propios servicios de autopistas ferroviarias. El objetivo de éstas es permitir a los estados conocer la respuesta del mercado, así como las expectativas de los potenciales operadores, las posibles ubicaciones de las terminales, las tecnologías disponibles y las exigencias del equilibrio económico de las Autopistas Ferroviarias.

Junto a ello, se acordó estudiar las características del itinerario por el que discurren los servicios de autopistas ferroviarias, especialmente en lo relativo a los gálibos necesarios.