Material:  Noticia de actualidad


Los quince nuevos Avril tendrán un precio de 22,5 millones de euros por composición

Ayer lunes, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna anunció oficialmente la adjudicación del concurso de suministro de los quince nuevos trenes de alta velocidad a Patentes Talgo, por un precio global, incluido su mantenimiento por treinta años, de 786.472.383 euros.


Anunciada oficialmente la victoria de Talgo en el concurso de los nuevos trenes de alta velocidad
 
 
 

(29/11/2016)  

El ministro inició su comparecencia para presentar el resultado del concurso, cuyas valoraciones técnicas y económicas dio a conocer Renfe el pasado martes 22 de noviembre (Ver noticia), situando en su contexto esta adjudicación.

De la Serna se refirió a la necesidad de atender una demanda de servicios de alta velocidad creciente que se ha incrementado un 60 por ciento desde 2013, a las nuevas líneas construcción que irán ampliando la red en los próximos años y al proceso de liberalización de los servicios de viajeros que, a partir de 2020, planteará nuevas exigencias para la operadora.

El ministro se refirió también a la fórmula novedosa con que se contempla el mantenimiento de los trenes, contratado en la adjudicación para toda su vida útil y reservando a Renfe Integria Fabricación y Mantenimiento el mantenimiento de segundo nivel.

Así, finalmente, Renfe Viajeros ha adjudicado a Talgo el concurso de suministro y mantenimiento por treinta años de quince trenes de alta velocidad por un precio de 22,5 millones de euros cada composición y de 2,49 euros de mantenimiento por kilómetro recorrido. Se trata, pues, de un precio global de 786,47 millones de euros que supone una baja del 28,2 por ciento sobre el precio de licitación.

Las ofertas de Talgo, la técnica, con 29,62 puntos y la económica, con 65, han conseguido un total de 94,62 puntos, lo que ha situado al conjunto de la oferta como la mejor valorada globalmente y parcialmente, tanto desde el punto de vista técnico como del económico.

Los trenes

Los  nuevos trenes Avril serán composiciones de once coches, dos de ellos de ellos de clase preferente, ocho de clase turista y un coche cafetería. Serán tritensión, diez de ellos equiparán el sistema de señalización francés TVM y serán capaces de desarrollar una velocidad máxima de 330 km/h.

Serán unidades interoperables, ligeras –las de menor peso del mercado con un 30 por ciento menos masa que un tren estándar- y un 25 por ciento más eficientes energéticamente que las series de trenes de alta velocidad precedentes. El fabricante sitúa su fiabilidad en el entorno de 1.250.000 kilómetros sin incidencias, muy por encima de los 800.000 kilómetros demandados en la licitación, y su disponibilidad en un 99 por ciento.

En cuanto al diseño exterior, en la comparecencia del ministro se mostraron varias opciones y se señaló que en su interior puede albergar 521 viajeros y dos espacios para sillas de ruedas, en una composición tipo con el 80 por ciento de plazas en turista, 416 asientos, y el 20 restante en preferente, 105 asientos.

Los asientos en clase turista se configuran en filas de dos más tres a ambos lados del pasillo de modo que la composición de once coches puede superar las 550 plazas si se opta por una composición únicamente con coches de clase turista. En preferente los asientos, en configuración dos más dos, son ergonómicos y tapizados en piel, e incluirán pantallas planas de video individuales en los respaldos.

Los coches ofrecerán wifi, una nueva iluminación por ledes, asientos situados sobre carriles, orientables de modo ágil y rápido en el sentido de la marcha, y nuevos espacios para colocar y retener los equipajes,con unacapcida de hasta 206 litros por plaza, incluso debajo de los asientos. En el exterior también contarán con un sistema de equipajes para grupos y servicios charter.

El coche cafetería llevará una nueva barra adaptada a personas con movilidad reducida que tendrán también la máxima accesibilidad desde el andén. Los coches también se podrán segmentar por ambientes, serán adaptables en su interior a distintas funciones -sala de reuniones, guardería, sala de exposiciones...-, gracias a paneles y mamparas móviles, ofreciendo una gran versatilidad al operador.

Precio y eficiencia

El ministro subrayó que los nuevos trenes Avril de Renfe serán los más baratos y eficientes de la flota y que se convertirán en una herramienta útil para que Renfe controle sus costes. Resaltó también el mejor mantenimiento que permitirán y las posibilidades que abren a Renfe para competir en mercados exteriores. En ese sentido, de la Serna se refirió al liderazgo de España en el segmento de alta velocidad que este tren podrá reforzar, mejorando las posibilidades de competir en fuera de nuestras fronteras.  

También mencionó el efecto que sobre la actividad económica y la creación de empleo tendrá este contrato y cifró en mil los puestos de trabajo que se crearán durante los cinco años de fabricación de los trenes y en cien, de media anual, los que supondrá su mantenimiento.

El ministro cerró su intevecnión felicitando por su trabajo para culminar este contrato a sus predecesores, Ana Pastor y Rafael Catalá, a Renfe y a la empresa adjudicataria.

Preguntas

A preguntas sobre la petición de aclaraciones de Alstom respecto a las ofertas presentadas al contrato, el ministro contestó que era normal ese tipo de solicitud en un contrato de esta envergadura, y que no podía avanzar si de ellas podría derivarse algún tipo de reclamación.

También explicó el error que se produjo en la oferta económica de CAF, producto de incluir en la ecuación de cálculo la disponibilidad expresada en tanto por ciento en lugar de en tanto por uno, lo que finalmente supuso que el valor económico resultante en la oferta de CAF fuera muy inferior al real, concretamente 83.307,60 euros frente a los 158.730,10 del cáculo correcto.

En cuanto al destino de los trenes, aseguró que servirán para reordenar todo el parque de Refe a medida que se vayan incorporando, tanto en líneas con alta demanda, como para atender las nuevas que se vayan poniendo en servicio, sin que se haya pensado en líneas concrertas para explotarlos.

Las previsiones apuntan a la incorporación de las primeras unidades en veintiocho meses, de modo que podrán estar homologadas en un plazo de entre 38 y 42 meses. La financiación del contrato se realizará con medios propios de Renfe Viajeros, sin recurrir al endeudamiento y con los ingresos que la propia actividad genere. 

La ampliación del contrato que prevé la lcitación, en quince unidades adicionales y con el mantenimiento integral durante cuarenta años, diez más que los contemplados en la primera parte de la licitación, supondría una inversión global de 1.495,4 millones de euros, un 43 por ciento inferioor a los precios de la licitación global.

Información completa sobre la adjudicación y los nuevos trenes en el número de diciembre de la versión impresa de Vía Libre