Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Los ingresos obtenidos se destinarán a la financiación de proyectos que generen beneficios ambientales o climáticos

Adif Alta Velocidad ha realizado una nueva emisión de obligaciones, por importe de seiscientos millones de euros, por primera vez bajo el formato de “bono verde”, de forma que los ingresos obtenidos se destinarán a financiar o refinanciar proyectos que generen beneficios ambientales o climáticos. La duración del bono es de seis años con un pago de cupón anual del 0,80 por ciento. Adif AV se convierte así en la primera empresa pública española que emite este tipo de bonos.


Adif Alta Velocidad ha emitido “bonos verdes” por seiscientos millones de euros
 
 
 

(30/06/2017) La emisión de “bonos verdes”, sigue los principios de International Capital Market Association (ICMA) relativos al uso de los fondos del bono, al procedimiento para la evaluación y selección de proyectos, la gestión de los ingresos del bono y la presentación de informes anuales sobre la gestión. Hasta el 45 por ciento de las órdenes de compra recibidas son de fondos especializados en bonos verdes.

Este marco ha sido revisado por el evaluador externo Center for International Climate Research (Cicero) en colaboración con Basque Centre for Climate Change, que ha otorgado a Adif AV la máxima calificación de los cuatro niveles existentes (Dark Green). Esta calificación reconoce a las empresas que tienen mayor potencial para construir una sociedad medioambientalmente responsable y con menores emisiones de carbono.

Se trata de la primera vez que una empresa pública española que emite “bonos verdes”, que cuentan con las mismas garantías financieras que el resto, pero permiten a la entidad profundizar en su compromiso de ser medioambientalmente sostenible.

Además, Adif Alta Velocidad pretende de este modo diversificar e incrementar su base de inversores, con especial enfoque en aquellos socialmente responsables, y promover un nuevo mercado de renta fija con impacto en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Ingresos destinados a Proyectos Verdes Elegibles

Los ingresos generados por esta emisión se destinarán a Proyectos Verdes Elegibles, en dos categorías: una para nuevas líneas y extensión de las existentes de alta velocidad y otra para mantenimiento, renovación y eficiencia energética. Estos serán proyectos, nuevos o en curso, con desembolsos desde dos años antes de la emisión de los bonos hasta dos años después de la emisión.

Adif AV facilitará una actualización anual de la cantidad invertida en estos proyectos e indicadores del impacto de las actuaciones llevadas a cabo, así como un informe anual de los auditores o de un tercero, que verificarán la aplicación de los fondos procedentes de la emisión de “bonos verdes” a los PVE.

Empresa medioambientalmente sostenible

Adif AV diseña, construye y mantiene líneas ferroviarias minimizando el posible impacto ambiental, para lo que cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental Certificado (norma ISO: 14001), siendo el primer gestor de infraestructuras europeo en conseguirlo, además de con un Plan de Ahorro y Eficiencia Energética.

La entidad quiere desempeñar un papel clave en el desarrollo sostenible y aumentar su participación en la transición española a una economía baja en emisiones de carbono y resistente al cambio climático.

Así, en términos de consumo de energía, el total de viajeros transportados en líneas de Adif AV el pasado año requirió un consumo de energía 5,3 veces menor que si el transporte se hubiera hecho por carretera y 5,8 veces menos que si se hubiera hecho por avión.

Estos datos suponen que en términos de emisión de gases de efecto invernadero, cada viajero por kilómetro transportado por Adif AV emitió catorce veces menos que si se hubiera hecho por carretera y dieciséis veces menos que si se hubiera hecho por avión. En otras palabras, cada viajero que utiliza las infraestructuras de Adif AV ahorró 114 gr de dióxido de carbono por kilómetro recorrido. En el año 2015 los usuarios de la red de alta velocidad evitaron el consumo de 441.000 toneladas de gasolina y la emisión de 1,5 millones de toneladas de dióxido de carbono.

El objetivo es que estos ahorros vayan aumentando con la puesta en servicio de nuevos kilómetros de alta velocidad. El total de líneas actualmente en ejecución ahorrará un total de 1.006.934 toneladas de dióxido de carbono al año y un total de 30.208.029 toneladas en un periodo de treinta años.

Si a los ahorros por emisiones de gases contaminantes se suman otros como la menor polución del aire y el agua o la reducción de ruidos y accidentes, y se valoran en términos de externalidades, el ferrocarril habría generado el año pasado ahorros de entre 574 y 748 millones de euros, importe que se irá incrementando con la puesta en servicio de nuevas líneas.