Infraestructuras:  Noticia de actualidad


En el marco de las obras de instalación del tercer carril entre Astigarraga y el mencionado municipio guipuzcoano

Adif ha aprobado la adjudicación al consorcio integrado por las empresas Amurrio Ferrocarril y Equipos y Talleres Alegría, del suministro y transporte de aparatos de vía para las obras de implantación del ancho estándar en la estación de Irún. El importe del contrato asciende a 12.146.353 euros y cuenta con un plazo de ejecución de doce meses.


Adjudicados los desvíos para la implantación del ancho estándar en la estación de Irún
 
 
 

(27/06/2018) El contrato adjudicado hace referencia a la fabricación, premontaje y comprobación en taller de los desvíos, su transporte hasta la traza de la línea y la asistencia técnica durante el montaje definitivo. Asimismo, también se contempla el suministro y transporte de los componentes de reposición más habituales en los desvíos.

Proyecto de instalación del tercer carril

El proyecto de implantación de un tercer carril con ancho estándar en el trayecto Astigarraga-Irún, que dará continuidad a la línea de alta velocidad Vitoria-Bilbao-San Sebastián y permitirá su conexión con la frontera francesa, supone una inversión global de 165 millones de euros, repartidos en distintos contratos, ya adjudicados, que incluyen actuaciones en la vía, la línea aérea de contacto, la señalización, y las comunicaciones.

Además, incluye la adaptación de los túneles, estructuras metálicas, estaciones y apeaderos al ancho mixto, de manera que la infraestructura pueda atender a la nueva explotación sin afectar a las actividades que se desarrollan en la actualidad.

También se abordarán las modificaciones necesarias de la catenaria, así como la modificación de las instalaciones de señalización y comunicaciones en el tramo Hernani-Irún de la red ferroviaria convencional -el nudo de Astigarraga y la estación de San Sebastián están excluidas en estas actuaciones.

Previamente, Adif llevó a cabo la obra de renovación de vía entre San Sebastián e Irún, con una inversión de 40 millones de euros, que se centró en la instalación de las traviesas de ancho mixto, la renovación del carril y el asentamiento del balasto.