Portada:  Noticia de actualidad


La primera línea, Sol-Cuatro Caminos se inauguró el 17 de octubre de 1919

Su Majestad el Rey Felipe VI ha abierto hoy los actos conmemorativos del centenario del Metro de Madrid con la inauguración de una exposición de trenes clásicos restaurados en la estación de Chamartín. Las celebraciones se extenderán durante todo un año, hasta el 17 de octubre de 2019, con una amplia programación de actividades. 


(18/10/2018)  

Antes de la inauguración de la exposición, Su Majestad el Rey y el presidente de la Comunidad de Madrid han realizado un recorrido en tren desde la estación de Sol a la de Chamartín, similar al que Alfonso XIII realizó en 1919 durante el acto de inauguración del suburbano.

La exposición ubicada en la estación de Chamartín muestra los primeros coches que circularon en Metro hace un siglo. Aquellos cuatro coches en total, unidades MR-6 y MR-9, son los que circularon inicialmente por la red. En los próximos meses llegarán otros ocho coches más, actualmente en proceso de restauración, que comenzaron a rodar en 1924,1927, 1942, 1955 y 1965.

Con esta exposición que tendrá carácter perrmanente, Metro de Madrid trata de dar una visión detallada de la evolución del material móvil y, por tanto, de la historia de Metro. La muestra de estas piezas de extraordinario valor histórico, se podrá visitar los viernes, sábados y domingos de 10:00 a 14:00 horas y la entrada será gratuita con la adquisición de un título de transporte. 

Los vehículos expuestos podían alcanzar una velocidad máxima de 55 km/h y estuvieron en servicio durante 70 años. La estructura de la caja era totalmente metálica y su interior sin revestimientos la dejaba completamente a la vista. Cada caja tenía por costado tres puertas de madera de apertura manual accionada por los viajeros. La ventilación interior se efectuaba exclusivamente por un linternón en el techo. 

Además de los trenes, en la exposición se podrán contemplar un centenar de piezas históricas del suburbano, como un teléfono utilizado en los años 60 para comunicarse con la estación más cercana que llevaban los conductores en su cabina y que se conectaba desde alguno de los postes instalados junto a las vías en caso de emergencia, o la evolución de parte del uniforme como la gorra teresiana, que formó parte de la indumentaria del personal de estaciones y trenes hasta principios de los 80. 

Programa 

Esta exposición es el inicio de un programa conmemorativo que incluye una veintena de actividades de carácter histórico y cultural, entre las que destacan la puesta en marcha de otras tres exposiciones en las que se mostrará el pasado, el presente y el futuro de Metro. 

Metro de Madrid también lanzará su nueva web en este trimestre, con más información de servicio público y más moderna, visual, práctica y accesible, y con un microsite dedicado exclusivamente al centenario en el que se mostrará la historia y la evolución del suburbano a través de fotografías, vídeos y material inédito.

En noviembre se lanzará un concurso de dibujo escolar para involucrar a los niños en la celebración del Centenario y a comienzos del próximo año, se organizará la "Carrera Centenario", un recorrido en superficie entre Cuatro Caminos y Sol, emulando el trayecto de los primeros usuarios de Metro hace cien años.

Metro de Madrid, en su recuperación del patrimonio histórico de la compañía, ha invertido en la recuperación de los modelos clásicos de sus trenes, 1.334.000 euros, que se suma a todas las actuaciones que Metro ya realiza desde hace años para la conservación de su patrimonio más significativo, como la restauración de la estación fantasma de Chamberí cerrada en 1966  y de la Nave de Motores de Pacífico, hoy, recuperadas como museo, y el vestíbulo restaurado de la estación de Chamberí, diseño original de Antonio Palacios.

Cifras 

Metro de Madrid se inauguró el 17 de octubre de 1919 con un trayecto entre Sol y Cuatro Caminos que recorrió ocho estaciones y cuatro kilómetros. Casi cien años después, el suburbano llega a doce municipios de la región en los que más del 75 por ciento de sus habitantes tiene su domicilio a menos de seiscientos metros de una estación.

Desde 1919, Metro de Madrid ha crecido hasta los 294 kilómetros de líneas y las 301 estaciones, colocándose como la quinta red del mundo en número de estaciones, sólo por detrás de Londres, Nueva York, Shanghái y París; y la octava en extensión por detrás de las de Nueva York, Londres, Pekín, Guangzhou, Seúl, Shanghái y Moscú.

En 2017, 626,4 millones de viajeros usaron el suburbano madrileño, con una media diaria de 2,3 millones de usuarios en día laborable. La línea 6 es la más frecuentada con 103 millones de usuarios, el 16 por ciento del total, y Sol la estación de mayor tránsito, con una media diaria de 180.000 viajeros.

Los trenes de Metro de Madrid pueden alcanzar una velocidad de 110 km/h en algunos tramos de las líneas 8 y 12, si bien la velocidad media de los trenes está entre los 30 y los 32 km/h. En cuanto a la distancia que recorren, suman en un día laborable hasta 100.000 kilómetros. 

Metro de Madrid, con un presupuesto anual de mil millones de euros, cuenta con 6.849 empleados, 1.254 máquinas de venta, 515 ascensores, 1.699 escaleras y 8.563 cámaras de vigilancia repartidas en trenes, estaciones y depósitos. Tras el de Shanghái, el Metro madrileño es el que cuenta con más escaleras mecánicas, 1.699, y ascensores, 515, del mundo.