Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Durante su comparecencia ayer en la Comisión de Fomento del Senado

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, compareció ayer, a petición propia, en la Comisión de Fomento del Senado para informar sobre las líneas generales de la política de su Departamento. Buena parte de su intervención estuvo dedicada al sector ferroviario, destacando su especial atención a la mejora de los servicios de Cercanías, por ser los más utilizados por la población, y su intención de desarrollar un plan nacional de cercanías de movilidad urbana, en colaboración con todas las Administraciones.


El ministro de Fomento reitera su intención de centrarse a corto plazo en las mejora de los servicios de Cercanías
 
 
 

(28/11/2018) En la parte de su intervención dedicada al sector ferroviario, Ábalos manifestó que su Departamento seguirá trabajando en las obras de los tramos de alta velocidad que están en marcha, “como, por ejemplo, el Corredor Mediterráneo en sus diferentes tramos, la finalización de la línea de Galicia, la Variante de Pajares, la línea a Extremadura, la Y Vasca o la conexión Chamartín-Atocha-Torrejón de Velasco”, así como en las actuaciones de mejora sobre la red convencional en diferentes tramos, “entre los que se pueden destacar Bobadilla–Algeciras, Granada–Almería, Sagunto–Teruel–Zaragoza, Palencia–Santander, Medina del Campo–Salamanca–Fuentes de Oñoro, Mérida–Puertollano, Grañena–Jaén o la Variante de Camarillas”.

Impulso a la mejora de las Cercanías

No obstante, el ministro destacó que “hay que tener presente que cada día transportamos más de un millón y medio de viajeros en los núcleos de Cercanías. Casi un 90 por ciento de los viajes en transporte colectivo que se hacen en España son viajes en el ámbito urbano y metropolitano, de los que casi la mitad son por trabajo. Por ello, siempre digo que está muy bien hablar de alta velocidad, pero debemos centrarnos en los próximos tiempos en las Cercanías, porque es el servicio ferroviario que más utiliza la gente. Y una de nuestras prioridades debe ser la estrategia por la movilidad sostenible, intermodal y conectada”, declaró.

En este sentido, afirmó que “que hay que seguir avanzando en la línea de los planes de Cercanías recientemente presentados, pero dando un carácter de unidad a los mismos e integrándolos, por lo que, manteniendo los anteriores, desarrollaremos un Plan Nacional de cercanías de movilidad urbana en colaboración con todas las Administraciones.”

Política europea

En materia de planificación, Äbalos manifestó que “queremos que España juegue un papel determinante en la conformación del espacio ferroviario único europeo, lo que nos obligará a impulsar decididamente una acción política conjunta con nuestros vecinos para garantizar que las infraestructuras que desarrolle cada Estado conformen una autentica red transeuropea, mediante sus oportunas conexiones.

En cuanto al proceso de adaptación del Cuarto Paquete Ferroviario, el ministro expresó su objetivo de culminarlo “en especial en lo relativo a la garantía de la independencia del administrador de infraestructuras especialmente en sus funciones esenciales, a la fijación y tramitación de cánones, a las condiciones de acceso y gestión en instalaciones de servicio y al proceso de adjudicación de capacidad".

"Aunque estos cambios vienen desde Europa e implican la introducción de más competencia en el sector, no deben perder la perspectiva social y trabajaremos para que sean compatibles con ello”, aclaró.

Adif

Por otro lado, Ábalos señaló el cambio de enfoque en la planificación de Adif para los próximos años, que pasará de estar orientada casi exclusivamente hacia resultados económicos, a un nuevo planteamiento de triple cuenta de resultados, en el que son igualmente relevantes los impactos económicos, sociales y ambientales.

Por ello, Adif y Adif Alta Velocidad han orientado su estrategia hacia la contribución de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, una decisión que se encuentra alineada con el fuerte impulso que está dando el Gobierno al desarrollo sostenible y que se ha puesto de manifiesto con la creación de un Alto Comisionado para la Agenda 2030 como órgano dependiente de Presidencia del Gobierno en junio de 2018.

Para poner en la práctica esta nueva orientación, Adif y Adif Alta Velocidad han basado su estrategia en tres grandes pilares: seguridad, servicio y sostenibilidad. Con el primer aspecto, está directamente relacionado el impulso que desde Fomento se quiere dar al plan de acción en materia de seguridad ferroviaria. que está en marcha por parte de Renfe y de Adif. con la coordinación de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

Renfe

El ministro destacó que "lo más importante para Renfe son las personas, los usuarios de sus servicios. Por eso, tenemos que hacer un mayor esfuerzo en orientarnos al cliente y en mejorar sus canales de información al ciudadano, conocer mejor sus necesidades concretas y proporcionarle la información de modo segmentado".

Ábalos aludió al Plan Estratégico de Renfe 2019-2023 —en el que ya está trabajando la operadora con la vista puesta en 2020, año de la liberalización de los servicios de viajeros y en el que el sistema ferroviario cambiará profundamente—, como principal instrumento para acometer su “puesta al día” para el siglo XXI, no solo en cuanto a la mejora de sus procesos internos, sino a su transformación digital, a la innovación, al cambio cultural hacia una empresa pública dinámica y moderna.

"La renovación obligada, por edad, de buena parte de la plantilla de la empresa, con unos itinerarios formativos adecuados, es una oportunidad de oro para esa “puesta al día”", afirmó el ministro.

Liberalización de los servicios ferroviarios de viajeros

El ministro declaró que, a este respecto, una de las prioridades de Fomento será garantizar que Renfe sea plenamente competitiva en ese nuevo contexto.

Ábalos manifestó que, para abordar este reto, la operadora debe continuar mejorando su eficiencia como empresa y agilizar notablemente sus procesos internos, para lo que debe acometer dos tareas básicas, la primera de las cuales se centra en dotarse de material rodante suficiente y aumentar su productividad. "Para ello, desde Renfe se debe ultimar e impulsar el denominado Plan de Material, tanto en la parte que afecta a los servicios comerciales, como, sobre todo, en la que afecta a las obligaciones de servicio público (servicios OSP) que incluye la adquisición de nuevo material y la transformación de material ya existente."

Sobre los servicios OSP, el ministró afirmó que "ultimaremos la tramitación y firmaremos el correspondiente contrato", pero que, mientras se suscriba dicho contrato se adelantará progresivamente la puesta en funcionamiento de algunas de las mejoras, como el Cercanías Alicante-Villena, el incremento de frecuencias entre Santander y Torrelavega, el Metrotrén de Córdoba o el Cercanías Castellón-Vinaroz, que serán asumidas provisionalmente por Renfe.

En cuanto al segundo aspecto que Renfe debe reforzar de cara a la liberalización de los servicios de viajeros, el ministro mencionó el desarrollo de los productos más adecuados para competir en los segmentos en los que se espera competencia.

Mercancías

En cuanto al área de mercancías, actividad que ya opera en competencia, el responsable de Fomento señaló como su reto fundamental es "pasar de ser un mero “transportista” a un operador logístico con presencia internacional".

"Este gran desafío no debe entenderse como un objetivo exclusivo para Renfe, sino que atañe a otros sectores, (como puertos, tejido industrial, etc.), que además debe redundar en el despegue del tráfico de mercancías por ferrocarril en nuestro país (con unas cuotas anormalmente bajas), con los beneficios añadidos que ello comporta (de mejora respecto a saturación de carreteras, accidentabilidad, medio ambiente...)".

A este respecto, Ábalos destacó el importantísimo papel de los puertos españoles, que "deben seguir trabajando en la mejora de su competitividad y accesibilidad, para reforzar su papel esencial en un sistema general de transportes sostenible e interoperable a nivel europeo". Para conseguir estos objetivos, los puertos deben disponer de las mejores condiciones de conectividad marítima y terrestre, para lo que "impulsaremos las actuaciones a favor de la intermodalidad marítimo-ferroviaria".

Así, el ministro recordó la reunión el pasado lunes del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, en la que se identificaron las 54 actuaciones por importe total de 1.054 millones de euros en las que se actuará, financiándose 627 millones a través de este fondo, de los que el 92 por ciento corresponde al modo ferroviario. De igual modo, manifestó que se seguirán fomentando los mecanismos de colaboración público-privada.