Infraestructuras:  Noticia de actualidad


En esta primera fase los trabajos se centrarán en la renovación de vía en el ramal de acceso a la factoría de Seat y en la rehabilitación del antiguo túnel de Castellbisbal

Adif está avanzando en la planificación para la ejecución de las obras de implantación del ancho estándar en el tramo Sant Sadurní d’Anoia-Martorell-Castellbisbal, esencial para el desarrollo y configuración del Corredor Mediterráneo en Cataluña.


Las obras de implantación del ancho estándar en el tramo Sant Sadurní d’Anoia-Martorell-Castellbisbal comenzarán en agosto
 
 
 

(09/07/2019) Así, Adif está realizando un exhaustivo estudio del conjunto de alternativas, con el objetivo de reducir en la medida de lo posible las afectaciones a la circulación, dado que se trata de unas obras de gran complejidad técnica, ya que hay que actuar en la estructura de los túneles de Castellbisbal y Martorell para adaptar sus dimensiones a los requerimientos técnicos de interoperabilidad y del tercer carril.

Según la planificación vigente, la primera fase de los trabajos se llevará a cabo durante el próximo mes de agosto en el ramal de acceso a la factoría de Seat en Martorell y en las vías de la terminal de Martorell-Seat, ámbito donde se llevará a cabo la renovación de vía.

También se iniciarán los trabajos para la rehabilitación del antiguo túnel de Castellbisbal para su reapertura al tráfico, lo que permitirá además disponer de una vía alternativa para el mantenimiento de los servicios en las futuras fases que conlleven la interrupción de la circulación en el trayecto actual.

Los trabajos previstos en esta primera fase no afectarán al tráfico ferroviario.

Trabajo de planificación

En el marco de este trabajo de planificación, Adif remitió el pasado viernes un escrito a las empresas ferroviarias que operan en el tramo Castellbisbal-Martorell en el que expone las alternativas planteadas hasta el momento bajo la premisa de minimizar el impacto de las obras sobre el tráfico.

Una de estas alternativas plantea una interrupción total del tráfico durante el verano de 2020 para las obras de adecuación del túnel de Martorell.

Con esta solución, la repercusión sería un poco mayor durante el propio periodo, pero permitiría reducir de forma muy sustancial el plazo de ejecución de las obras, además de aportar una mayor garantía para la realización de los trabajos.

Por lo tanto y teniendo en cuenta estos factores, esta alternativa tiene menor impacto que las soluciones planteadas anteriormente y además este impacto se concentraría en la época estival.

Actualmente se está estudiando en detalle el planteamiento de dicha interrupción, así como el plan alternativo de transporte que se propondría establecer para que las repercusiones al tráfico sean las mínimas posibles y se garantice la continuidad de los servicios ferroviarios.

Dada la complejidad de dicho estudio, se presentarán oportunamente las conclusiones del mismo a las empresas ferroviarias y demás organismos afectados.