Operadores:  Noticia de actualidad


Con un plazo de ejecución de quince meses y un presupuesto de 4,1 millones de euros.

El proyecto incrementará la distancia de seguridad en la parada de los trenes, hasta alcanzar la necesaria para las entradas automáticas en la estación. Los trabajos incluyen también la ampliación del vestíbulo y la mejora del acceso a los andenes para aumentar la capacidad y la funcionalidad de la estación.


(17/01/2020)  

Así, la estación de Plaza Catalunya, de la línea Barcelona-Vallés, se reconfigurará para adaptarla a los requerimientos de seguridad de la entrada automática de las composiciones, una actuación necesaria de cara al incremento de frecuencias que se producirá con la llegada progresiva de quince nuevas unidades, lo que permitirá que en hora punta haya servicio en Tarrasa (S1) y Sabadell (S2) cada cinco minutos además del servicio en el ramal Tibidabo (L7).

En Plaza Catalunya, la principal estación de la línea, con 13 millones de validaciones anuales, se alargarán las vías actuales hasta conseguir una distancia de 21,90 metros desde el punto de estacionamiento hasta los topes, en las vías 1, 2, 3 y 4. 

Obras

La nueva configuración de las vías obligará a realizar cambios en la estación, de modo que el vestíbulo pasará de los 470 metros cuadrados actuales hasta los 533, generando un espacio de circulación más amplio para el acceso y salida de los usuarios y permitiendo la recolocación de elementos funcionales de la estación. Así, se desplazará la barrera tarifaria y las máquinas de venta de títulos de transporte, se sustituirán los actuales ascensores y se instalarán nuevas escaleras fijas y mecánicas.

En una primera fase se alargarán las vías 1 y 2 junto a Ramblas, con andenes y nuevos topes, se derribarán las escaleras actuales de acceso al andén en la entrevía 1-2 y se ejecutarán dos nuevas escaleras mecánicas para sustituirlas. A continuación, se ampliará el vestíbulo de entrada junto a Ramblas y se trasladarán las barreras tarifarias y las máquinas de venta de billetes desde de su posición actual al nuevo vestíbulo.

Por último, se ejecutará una nueva escalera fija de acceso al andén en la entrevía 1-2, junto a Ramblas, y un nuevo ascensor entre el vestíbulo junto a Ramblas y la planta de andén, y se alargarán los andenes de las vías 3 y 4, lado Bergara.