Infraestructuras:  Noticia de actualidad


La tuneladora Barcino ha alcanzado el pozo de extracción, entre las calles Provença y Entença de Barcelona, tras recorrer casi 5,1 kilómetros

Ayer tuvo lugar el cale del túnel Sants-La Sagrera de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa, con la llegada de la tuneladora Barcino al pozo de extracción, situado en el cruce de las calles Provença y Entença de Barcelona, tras recorrer una longitud de casi 5,1 kilómetros.


Concluye la excavación del túnel de alta velocidad Sants-La Sagrera, en Barcelona
 
 
 

(27/07/2011) La finalización de la perforación del túnel Sants-La Sagrera, cuya inversión supera los 179,3 millones de euros, representa un paso decisivo en la ejecución de de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa, y para la puesta en servicio en 2012 del tramo Barcelona-Figueras, completando así la primera conexión directa en alta velocidad para viajeros entre las ciudades por las que discurre la línea y Francia.

A ello se une a la entrada en funcionamiento, a finales de 2010, de 75 kilómetros de la nueva infraestructura, entre el Nudo de Mollet y el Centro Logístico de Girona y entre la estación de Figueres-Vilafant y la sección internacional Figueras-Perpiñán, que se utilizan, junto con los tramos en los que se ha instalado tercer carril, para el primer corredor transfronterizo de mercancías en ancho internacional entre el puerto de Barcelona y la frontera francesa.

El túnel Sants-La Sagrera permitirá el establecimiento de una línea pasante por el centro de Barcelona, con dos estaciones, la de Sants y la futura de La Sagrera. Gracias a ello, se podrán reordenar los servicios ferroviarios en la ciudad, tanto en ancho internacional como en ancho ibérico, ya que el nuevo túnel asumirá una parte importante de las circulaciones de Media y Larga Distancia, lo que favorecerá un incremento de las frecuencias de cercanías.

Además de las múltiples ventajas y los beneficios que ofrece para el transporte ferroviario, la línea de alta velocidad también representa un elemento de vertebración territorial y de impulso de espacios de desarrollo socioeconómico con la creación de una nueva centralidad urbana alrededor de la futura Estación de La Sagrera, que se convertirá en el mayor edificio de Barcelona, y que constituye el proyecto de soterramiento ferroviario más grande de Europa, con 38 hectáreas de superficie.

Adif ya ha iniciado las obras de la estructura y los accesos de la estación, que suponen una inversión superior a 589,2 millones de euros. Las instalaciones se han proyectado con capacidad para acoger un tránsito superior a los cien millones de viajeros anuales, convirtiéndose en un intercambiador de primer orden, enlazando la alta velocidad ferroviaria con las redes de cercanías, regionales, metro, autobús y taxis, así como con el transporte privado al estar conectada directamente con las principales vías de comunicación.

El túnel Sants-La Sagrera

vspace=10Tiene una longitud total de 5,8 kilómetros, de los que casi 5,1 se han perforado con tuneladora, mientras que los tramos restantes, situados en los extremos (Sants y La Sagrera), se han diseñado mediante el sistema de excavación entre pantallas.
La tuneladora inició sus trabajos el 26 de marzo de 2010 en el pozo de ataque, situado en el cruce de las calles Mallorca y Biscaia.

Exactamente dieciséis meses después ha finalizado la perforación en el pozo de extracción, en la intersección de las calles Provença y Entença, tras colocar un total de 2.832 anillos del revestimiento estructural, para los que se han utilizado un total de 19.824 dovelas.

En su recorrido en dirección noreste-suroeste, la máquina ha perforado por el eje central de las calles Mallorca, avenida Diagonal y Provença, y se ha sometido a cuatro paradas programadas de mantenimiento y a diversas intervenciones para garantizar en todo momento sus óptimos parámetros de funcionamiento.

La seguridad, prioridad absoluta

Un exhaustivo plan de control y seguimiento ha permitido garantizar en todo momento la seguridad de la construcción del túnel, que no ha afectado ni a las estructuras de los edificios ni al terreno.

Durante la excavación se han adoptado además actuaciones especiales de protección para asegurar la absoluta integridad del patrimonio histórico de la Ciudad Condal, como la Sagrada Familia, la Torre del Fang y la Casa Milà.

Así, en el tramo que discurre junto a la Sagrada Familia, se ha dispuesto una pantalla de 230 metros de longitud formada por un total de 104 pilotes de 1,5 metros de diámetro, ejecutados con maquinaria de elevada precisión para garantizar su verticalidad, con una longitud de 41 metros, con una separación entre sus ejes de dos metros y unidos en su parte superior por una viga de atado. La barrera también está integrada por un dado de hormigón con una sección de tres por tres metros y su construcción se ha completado con 2.344 inyecciones de consolidación del terreno.

La construcción del túnel ha contado con el aval y la colaboración de expertos y empresas de gran experiencia y reconocimiento a nivel internacional. En este sentido, destaca la creación de una comisión internacional de expertos integrada por veintiún profesionales de reconocido prestigio en diferentes áreas: geotecnia, tuneladoras de escudo de presión de tierras, estructuras y edificación, monumentos históricos, geología e ingeniería civil, entre otras disciplinas.